jueves, 31 de mayo de 2007

El peligro de informar mal-Patronato de Liberados

Los robos no son los únicos problemas de Inseguridad que tenemos aquí en La Costa, también el fenómeno se encuentra en los medios de comunicación.

Sin generalizar con los medios nacionales, podemos ser precisos si tomamos algunos medios locales, ya que la información que difunden, rápidamente se puede constatar y comprobar su veracidad.

En esta semana “alguien” tiró el tema que en el Partido de La Costa hay 700 liberados y así arrancó la noticia, que corrió como reguero de pólvora provocando una tremenda inquietud entre los vecinos costeros.

La primer fuente consultada por los tres medios radiales del Partido de La Costa, desde donde pude seguir a “La Noticia”, debe haber sido la fuente de tallarines o ravioles. Ya que, a medida que transcurría la semana “la noticia” al parecer había arrancado allá por mayo-junio del 2004, cuando en el boletín oficial –Año XIX nº 111- de la provincia de Buenos Aires, se publicó la ley 13.190: Patronato de Liberados –Estado de Emergencia.

La ley 12.256, especifica en los artículos 27, 28 y 29 la EVALUACION

GRUPOS DE ADMISION Y SEGUIMIENTO y el artículo 167, da cuentas que hay que hacer para asistir al liberado. Pero no soy abogado, ni mucho menos este pequeño comentario es para mencionar cuestiones del Derecho. Simplemente es hacer hincapié sobre el tratamiento que le dan estos medios radiales a la antiquísima aplicación de las leyes mencionadas.

Es sabido que hay una audiencia que vive tomando su propia medicina, ya que ha legitimado hace años a estas personas, como “periodistas”. El tema es cuando trasciende el comentario y se convierte en una bola de nieve que aplasta a mucha gente.

Sin conocimiento previo, estos personajes pusieron en tela de juicio el trabajo de asistentes sociales gratuitamente. Confundieron Justicia con Seguridad. Primero tiraron el tema y después consultaron notas periodísticas, sin tomarse el trabajo de leer leyes, convenios, programas que se han implementado hace años para tratar la asistencia de las personas del Patronato de Liberados.

De las tres FM, que no hace falta nombrarlas, simplemente con escucharlas en zona Centro del Partido de La Costa dan cuenta de su estilo y del tratamiento que le brindan a los acontecimientos comunales, hubiese sido mejor que ante el dato recibido sobre los 700 liberados –así fue dicho al aire sin saber al menos si era verdad-, en La Costa, consultar sobre el tema en Internet, luego leer el convenio que firmaron los municipios bonaerenses adheridos, luego pedir una entrevista con el intendente y difundir más tarde las conclusiones del tema. Pero no, se hizo textualmente al revés. Total después hay tiempo para averiguar de se trata en concreto, mientras tanto, en un año electoral, hasta la fecha no se sabe de las nuevas propuestas, de los candidatos, de casi nada.

Esto es más o menos como tener –ya lo he repetido muchas veces- curanderos atendiendo en el hospital. Lamentablemente, no tienen la culpa estos “curanderos” de la comunicación, es la misma comunidad la que se informa a través de estos y como si fuera poco algunos dicen: “Y pongo esa radio para informarme de las cosas que pasan acá”.

La verdad es que los monos son buenos, pero si le damos una navaja…!!!

La información también es un producto de consumo

martes, 29 de mayo de 2007

Los Problemas de la Inseguridad

El sábado pasado cerca de las 11:30, un grupo de 400 vecinos se reunieron en la pequeña plaza de Las Banderas de Santa Teresita en el Partido de La Costa. La convocatoria tenía como fin tratar el tema de la inseguridad en la zona. El día anterior, sobre ruta Ínterbalnearia repartieron unos pocos vecinos, un volante que decía: “¡Cuidado! 96 Km Sin Seguridad Partido de La Costa Vecinos Preocupados por la Seguridad”.

¿Por donde abordar el tema sin caer en la injusticia? Obviamente no alcanzaría tremendo poder de síntesis para desarrollar la inseguridad en una nota, pero al menos la intención es generar distintos disparadores para que el lector también agregue, opine o desestime lo que a su parecer crea innecesario.

La seguridad nunca ha sido un tema o fenómeno social fácil de resolver o controlar y mucho menos lo es la inseguridad. Que sin entrar profundamente en el concepto puro del término, diría que la inseguridad abarca un campo más amplio que ser el efecto de la falta de seguridad. La inseguridad es un nuevo fenómeno social que la sociedad va legitimando y normando como el recurso que le queda para sostenerse dentro de su comunidad. Ahora veremos por qué este nuevo fenómeno cada vez gana más terreno en nuestro mapa socio-político.

No voy a tomar como objeto de análisis a “la Seguridad”, porque por nuestra localidad prácticamente no existe. Ni tampoco el análisis lo haré con un rigor científico, sólo será una mirada que a continuación relataré tal cual me toca vivir, observar y escuchar sobre el tratamiento que le da la comunidad en sí. Debería agregar que algunos actores sociales que intervienen en este nuevo fenómeno social caen en su propia trampa. Disculpen que insista en tratar a la inseguridad como nuevo fenómeno social, pero así se percibe.

Hoy la Seguridad no es otra cosa que una expresión de deseo, un ítem vacío, una promesa incumplida, un enunciado de moda en las campañas políticas.

En cambio la inseguridad es lo que tenemos por donde vayamos y lo tremendo es que empieza por nosotros mismos. Tenemos inseguridad en el barrio, porque hay vecinos que no se quieren meter en problemas si ven que le entraron ladrones en la casa de otro. En los hospitales, el paciente no sabe si será atendido y el médico, por lo que le pagan no se quiere arriesgar a ser juzgado por mala praxis. El policía que tiene que estar atento a que el delincuente –que conoce las leyes que lo amparan- no le juegue una mala pasada porque pierde su trabajo o su vida, y si logra “zafar” del delincuente, estará vigilado por los Derechos Humanos o los foros de seguridad. La cuestión es que aquí pierde la víctima y gana el delincuente. En otras palabras, la víctima se encierra entre las rejas de su casa y el delincuente recupera su libertad para seguir “trabajando” de lo único que sabe hacer: Robar reiteradas veces.

Otro que sufre las consecuencias es el empleado público, que debe mantener su puesto a costas de “obediencia debida”, sino es reemplazado inmediatamente. Creer que se lo debe cambiar porque no cumple con las expectativas y en su lugar traerán una persona idónea que ganó el puesto por concurso y capacidad, es como la “Seguridad”, una expresión de deseo. Así podría nombrar un par de ejemplos más, pero sería material para un libro y esto pretende ser una simple nota sobre el tema: La Inseguridad.

Cuando se toma “el toro por las astas”, y se busca la causa de este efecto, hay que tener bastante coraje y decencia para reconocer que la misma sociedad ha ido alimentando este fenómeno llamado inseguridad.

Un comerciante comenta, me cansé de pagarle a la policía y a los inspectores municipales para que no me molesten. La pregunta es ¿Si tuviese todo en regla, seguiría pagando ese “Plus”? Otro caso: “Compré un reproductor de DVD en $ 50.- y me consiguen un mp3 para el auto”. La pregunta es: Si no hay mercado de reducción de elementos robados ¿Los delincuentes a quién se lo venden? En un negocio, si hay un vendedor es porque existe un comprador.

El Partido de La Costa, geográficamente presenta muchas dificultades para que pueda escapar de la zona un delincuente si es debidamente cercado. Ahora, si este nuevo “Sistema” le permite moverse como pez en el agua, seguirá actuando conforme lo admita esta sociedad.

Dentro del diagnóstico que permanentemente se escuchan en los medios, en las reuniones que se hacen entre vecinos o se debaten en los foros de seguridad, uno de los errores que se cometen es la inmediatez de tratar al enfermo y no a la enfermedad. Sino revertimos el método, la enfermedad seguirá recayendo en más personas.

Este sábado, mientras participaba de la reunión de vecinos, como periodista, como ciudadano y forista, percibí muchas sensaciones a la vez. Por un lado veía y escuchaba hablar a futuros candidatos políticos y me preguntaba: si una vez a cargo de la gestión municipal solucionarían un problema social instalando en una plaza un par de micrófonos y bafles, invitando a cada damnificado a exponer su problema. O si juntarían a vecinos para poner un poco de dinero y hacer volantes para solucionar una problemática comunal. Por el otro, destacar que como libre expresión es aceptable el método, pero sólo sirve para eso, para esbozar una queja.

La acción, sin embargo está en el compromiso y en la responsabilidad con que respetemos nuestro sistema democrático. Como lo menciona el art. 22 de la Constitución Nacional, civilmente cediendo el poder de gobernar a nuestros representantes. No se puede hoy imponer el derecho natural.

Ariel Fontana

miércoles, 9 de mayo de 2007

Largaron!!!! Políticos y Medios Locales

El presidente de la Nación Argentina Don Néstor Kirchner anunció mediante un decreto, que el próximo 28 de octubre serán las elecciones para Presidente, Gobernador, Intendente y todo lo que se elija, a excepción de aquellos que por cuestiones de amplio conocimiento, elegirán sus fechas, etc, etc y etc.

En el Partido de La Costa se comentará siempre la misma historia. Una vez más, en esta carrera electoral largarán políticos y medios con sus particulares apetencias, para ver quien saca mejor tajada de esta contienda. Unos, como otros.

No estoy diciendo nada nuevo ni extraño, ni nada que no se vuelva a repetir, como candidatos y medios. Por citar algunos ejemplos conocidos, Susy Barracosa de Radio FM de la Costa -en zona centro- tuvo su auge con Guillermo Magadán, durante su gestión. Y no corrió con la misma suerte cuando el gobierno municipal pasó a ser administrado por el actual intendente Dr. Juan De Jesús. A pesar de los “seudos” comentarios opositores, no la alcanzaron para “negociar” de nuevo.

Otro que dispara para donde vuela el billete, es el director del Diario Pionero, que pese a lo efusivas que son sus expresiones contra el intendente actual en distintas ocasiones, lo delata la línea editorial y la impronta oportunista que vuelca en su diario. Pero, no hay que desconocer que tanto Susy y el arquitecto de Pionero, son dos componentes de esta comunidad costera que han trabajado siempre para sus intereses personales.

Saldrán algunos a tirar fuegos artificiales diciendo: "...mire Doctor que yo le voy a restar votos" -pequeño patrimonio que servirá como moneda de cambio-.

Sólo para uno

En fin, ni para uno, ni para otro. Para uno solo. En las elecciones anteriores, las siete bancas que se renovaron fueron para el oficialismo, que cuenta con ellas por 2 años más. Así que haciendo un cálculo de mal augurio, es imposible que en estas elecciones no pueda meter ningún concejal.



Todos para uno

En esta gestión el gobierno local se alineó con el nacional. Pocas salidas en los medios; control minucioso en todos los sectores. Trabajo partidario a full, sembrando seguro para cosechar bien. Mientras tanto la oposición fue transparente -como el chiste gráfico de Nic- "porque no se vió". Y "los nuevos" candidatos, que no son tan nuevos, mejor dicho, egresados del mismo huevo. Salen del nido, para volar solos por el aire y así terminarán: Solos y en el aire.

Aparecen programas de radio, como niños con piedras en los bolsillos, para tirar sólo en campaña y lo de siempre: "Escucho ofertas".
En las últimas décadas, el mapa sociopolítico de la Argentina es distinto. Por donde lo mire, los argentinos hemos permitido tener un estado paternalista, donde la cultura del trabajo y el progreso lo manejamos desde la teoría y la docencia la ejercemos en una mesa de café o mientras hacemos un asadito en el quincho. Hoy es el Estado, el que para el puchero y si no hacés las cosas como te la dicen, te cortan el chorro y agachás la cabeza para seguir.
Lo único que cambió es que antes los funcionarios se cuidaban de no mostrar la que se llevaban. Hoy les dan una oficina y al rato se cuelgan dos celulares sobre el cinturón y a los pocos segundos tienen un sello con su nombre, al otro día echan al que está y ponen otro de la banda. En pocos meses tenés que andar con cuidado por la calle, porque están aprendiendo a manejar una 4 x4 con vidrios polarizados y en vez de poner la segunda, ponen marcha atrás. Están por todas partes.


Ariel Fontana